Roset- registros akashicos- sanación

En el post de hoy quiero abordar en mayor detalle la emoción de menor nivel vibracional de la tabla de emociones: la vergüenza.

Rídiculo, culpa, vergüenza, humillación.

Todos alguna vez hemos querido desaparecer, hemos dicho “Tierra Trágame” o algo similar. Nos hemos tapado la cara, nos hemos ruborizados, y la vergüenza nos ha bloqueado completamente. Las situaciones en la que esto pasa, y nos pasa a todos, son distintas para cada uno de nosotros, pero los efectos son similares ya que las ganas de desaparecer las hemos experimentado todos. Situaciones donde puede aparecer la vergüenza: Aceptar un fracaso profesional, vergüenza a algunas partes de nuestro cuerpo que siempre queremos tapar, situación familiar que queremos ocultar, orientación sexual, la expresión de la sexualidad, sentir el rechazo de los demás,etc.

Brené Brown, licenciada en Filosofía y Trabajo Social ha realizado un profundo estudio sobre la vergüenza. La define como

“La sensación o la idea intensamente dolorosa de que somos imperfectas y, por tanto, no merecedoras de recibir amor ni de encajar. Las mujeres suelen sentir vergüenza cuando quedan atrapadas en una telaraña de expectativas de carácter social y comunitario cuya principal característica es que se organizan en estratos y son contradictorios e incompatibles entre si. La vergüenza provoca sentimientos de miedo, culpa y desconexión“.

 

Telaraña de la vergüenza de la obra de Brené Brown “Creía que solo me pasa a mí (pero no es así)”.

Como podéis observar, en el trabajo que expone de autora nos habla de tres parámetros que nos influencian a la hora de presentarnos al mundo y que conforman la telaraña:

  1. Qué deberías ser : con la influencia de los medios de comunicación y todo lo que tiene que ver con la publicidad (esos modelos que aparecen en todos los sitios).
  2. Quién deberías ser: Aquí incluimos también las expectativas de amigos, opiniones de profesionales de diversos ámbitos.
  3. Cómo deberías ser: Aquí ya aparecen las exigencias de la familia, educadores, entorno social donde te mueves,etc.

De esta telaraña me gustaría destacar 3 aspectos:

  1. Si os fíjáis el “tu misma” aparece en pequeñito. Es decir algo que supuestamente es nuestra esencia, lo que nos diferencia del resto, es lo que aparece de manera casi desapercibida, cuando lo más apropiado sería que estuviera en el centro de esta telaraña.
  2. En los 3 puntos anteriores todos empiezan por el “Deberías”. Este verbo en si ya entraña una obligación. En este aspecto la reflexión que planteo es: ¿Realmente estás obligada/o a …..Ser ? .La diferencia entre el quiero y el debo es clara en este ejemplo. Querer implica algo que decidimos de manera voluntaria, y deber implica obligación, orden.
  3. Las emociones del centro de la Telaraña: miedo, culpa y desconexión. Son emociones causa-efecto de la vergüenza y como hemos abordado en posts anteriores su nivel de vibración es muy bajo.

En el siguiente post abordaremos las emociones centrales de la telaraña para tratar de desenmarañar la vergüenza

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies