Rosetterapias-registros-akasicos

De un tiempo a esta parte, cuando estoy haciendo las lecturas de registros akasicos y  sanaciones akasicas, la persona me pregunta: “Cómo puedo evitar que todo esto que hemos sanado vuelva otra vez?”. Aquí la respuesta es muy sencilla y compleja al mismo tiempo: “evitarlo al 100%, no podemos, pero si podemos estar más fuertes a nivel energético para que muchas cosas que se nos pegan, no puedan hacerlo”. Puesto que nosotros emitimos nuestras propias frecuencias vibracionales y son estás las que actúan como un imán trayendo a nuestras vidas “más de lo mismo”. A continuación os planteo algunas recomendaciones para tener su nivel vibracional más alto.

  1. Pies en polvorosa: Cuando algo o alguién te dé mal rollo, sencillamente media vuelta y a otra cosa. Todo aquello que podamos elegir, lo elegiremos.
  2. Hacer cosas que te gusten: Es fundamental, y no me refiero sólo al trabajo. Esto último, a veces, no es posible, pero si el resto de cosas. Y ante un trabajo que no te guste, que no te llena, o sencillamente un trabajo donde no te sientes valorado o no soportas a tu jefe, busca la manera, la estrategia de sentirte bien donde estas haciendo lo que haces, y sobretodo pon en marcha un plan para cambiar de trabajo. De esta manera estaremos ya en marcha hacía aquello que queremos. Si nos quedamos en el lamento y el enfado permanente, nos estancaremos y estaremos fomentando un nivel vibracional bajo, donde atraeremos justo aquello que emitimos. Es pura ley de la atracción en marcha.
  3. Cuídate: Mantén tu cuerpo activo, sano, con fuerza. Cultiva tu mente tu espíritu. Rodéate de gente que te haga sentir bien.
  4. Ojo a las emociones: Tal y como os he anticipado anteriormente, nuestras emociones impactan junto con los pensamientos en nuestro nivel vibracional. Todas las emociones como la alegría, el amor, la compasión, la confianza, todas ellas nos ayudan a subir nuestro nivel vibracional, mientras que las emociones como la tristeza, la ira, la vergüenza, el miedo, van directamente a bajar nuestra frecuencia de vibración y a quedarnos enganchados a ella. Y ya lo sabeís cuanto más bajo vibremos, más frágiles seremos a nivel físico, mental, emocional  y espiritual.
  5. Ojo  los pensamientos: Especialmente los pensamientos y creencias catastrofistas. Si creo que algo no va a salir bien, no saldrá porque sencillamente lo voy a estar atrayendo.
  6. Escúchate: Lleva la atención hacia ti,  pregunta “¿Qué necesito en estos momentos?”. Atiende a tus necesidades. La meditación puede ser una buena forma de hacerlo. Estudios muestran que las personas que meditan, cambian parte de su estructura cerebral y se desarrolla más la ínsula (parte del cerebro relacionada con la compasión), por lo que su nivel vibracional es mayor.
  7. Escucha música que te llegué al corazón: La música está en nuestras vidas desde pequeños y nos ayuda a conectar de manera rápida con la vibración del amor.
  8. Límpiate de energías negativas: Bien sea un baño en el mar, un baño en la bañera con sal donde conscientemente pedimos que la sal nos limpie, una ducha visualizando que el agua que cae arrastra todos tus pegotes negativos, descarga tu energía negativa en un árbol, descalza tus pies en la tierra, visualiza que entra aire blanco puro que limpia y en la exhalación visualiza tu energía gastada saliendo de tu cuerpo.

Aquí os dejo estas sugerencias para quién lo quiera intentar,

Seguimos creciendo y escuchando música que nos suba nuestro nivel vibracional

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies