rosetterapias-akasicos-madrid

En artículo de hoy, y al hilo del post anterior, me gustaría compartir información de Kean Eagle Feather y otros autores, sobre cómo se forman nuestros chakras. Creo que es importante conocer en qué fase del desarrollo se desarrollan, qué peculiaridades tiene cada fase y sobretodo a la hora de trabajar los bloqueos de los chakras, bien sea con terapias energéticas varias como la terapia akáshica, el reiki, entre otras, reflexionar sobre el origen de los bloqueos pues muchos de ellos se han podido originar en la infancia. Además, para aquellos que también hacemos terapia regresiva, nos ayuda a identificar épocas o etapas donde hay un recuerdo doloroso que pugna por ser abreado y sanado.
Todos nacemos con todos los chakras, pero el desarrollo completo de cada uno de estos siete principales chakras se gesta en diversos momentos.

1. Chakra 1: Es el punto de partida de la manifestación del cuerpo y el mundo físico. Se vincula con el desarrollo prenatal y primera infancia. Aquí el principal objetivo del bebé es la supervivencia y el bienestar físico. El período abarca hasta los 9 meses.
2. Chakra 2: El bebé experimenta la otredad, las sensaciones y emociones. Va más allá de la mera supervivencia, necesita sentirse amado, y disfruta de todas las sensaciones que hay a su alrededor. Es la fase de la investigación. Este período comprende de los 6 a los 24 meses.
3. Chakra 3: El bebé-niño empieza a desarrollar su capacidad para comparar, y de ver las diferencias. Es la fase donde afirma su autonomía. El período comprende desde los 18 meses hasta los 3 años de edad.
4. Chakra 4: El niño comprende la conexión con el mundo exterior, y aparece el sentimiento de pertencia a la sociedad, al mundo. Aquí el niño busca su lugar en la familia, y “busca su lugar en el mundo”. Aparecen los patrones de imitación, y desarrolla su propio estilo de relacionarse con otros. En esta fase es muy importante que los roles sociales que existen en la familia sean sanos ya que el niño aprenderá de ellos la afectividad y el cariño. Este período comprende de los 3 a 6 años.
5. Chakra 5: El niño pasa a comunicar y expresar su identidad al exterior. Después de afirmarse como persona pasa a expresar creativamente su identidad. Esto sucede entre los 6 y los 10 años.
6. Chakra 6: El niño configura una imagen interna del mundo y del lugar que ocupa en el mismo. Percibe con mentalidad abierta lo que sucede y desarrolla habilidades intuitivas. Este período contempla de los 7 a los 12 años.
7. Chakra 7: El niño entra en la fase de querer conocer a través del aprendizaje y relación de datos de información. Se forma la base de lo que será nuestro kit de herramientas para asimiliar todas las experiencias vitales. Este período se inicia a los 12 años y dura toda la vida.
La combinación de los 7 chakras es lo que permite la percepción energética. En general apuntamos a que los 3 primeros chakras se relacionan con los físico, lo emocional y lo mental, y el resto de chakras apuntan hacía el medio y el exterior, siendo el 7º chakra la entrada a otros mundos más allá del dominio físico.

En el siguiente post os haré una breve exposición sobre los chakras menores.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies