En el post de hoy me gustaría comentar algunas consideraciones sobre el futuro. Es muy habitual, en una lectura de Registros Akáshicos la pregunta de: “en un futuro yo…”. Hay una componente ancestral, diría yo , y todos tenemos esa curiosidad por conocer el futuro y cómo prepararnos para afrontarlo de la mejor manera posible.

Para nuestro Yo Superior el tiempo sucede de manera simultánea. Me explico: para nuestro Yo Superior, nuestra existencia se reflejaría en un CD de música donde las vidas pasadas son las canciones que ya han sonado (aunque para nuestro Yo Superior, el tiempo es simultáneo), y las canciones que todavía no han sonado serían nuestro potenciales futuros que todavía no se han manifestado en nuestra realidad pero que ya están ahí.

Una vez explicado este matiz a la persona que está recibiendo la lectura de registros akáshicos, podemos acotar por líneas temporales, no para tratar de averiguar “el futuro” como tal, sino para tratar de buscar algo más de información que pueda ayudar a la persona a tomar una decisión que la aleje o la acerque a una determinada linea temporal.

Ya sabes, porque he comentado en varios artículos que no podemos violar el libre albedrío de nadie, pero si le pasamos el máximo de información posible a la persona, ella podrá tomar su decisión con más datos. Por supuesto, hay experiencias que de una manera u otra vamos a pasar ya que forman parte de nuestro camino evolutivo y de alguna manera hemos pactado pasar antes de encarnar por ellas. Lo importante es que tratemos de dar la información los datos y que empoderemos a las personas para que tomen sus decisiones.

Las líneas temporales, ¿sencillas de entender?

Para nuestra mente, que es lineal, es un concepto muy abstracto y complejo, porque para nosotros el tiempo sucede siguiendo una secuencia:1-2-3-4-5, etc…por lo que es complicado tratar de entender que nuestras vidas pasadas están sucediendo ahora, en un eterno presente, pero en otras líneas temporales. La línea temporal se compone de acciones, decisiones, situaciones, elementos que hemos ido generando en el pasado y que en nuestro presente se manifiestan de una determinada manera. Nuestra conciencia, sería como aguja del tocadiscos, o del lector del CD, señala nuestra linea temporal, y nuestra atención se focaliza en esa misma linea temporal.

¿Podemos cambiar nuestra linea temporal?

Tal y como te he comentado anteriormente, empoderarse es la clave, por lo que para cambiar nuestra línea temporal basta con hacer cosas distintas a las que solemos hacer, basta con que prestemos atención a nuestros pensamientos, creencias, patrones, emociones y nos atrevamos a cambiarlos. Prestad atención a la toma de decisiones. Ellas simbolizan una disyuntiva, una Y en vuestra línea temporal. Tomar una decisión u otra va a hacer que esa línea temporal cambie.

Para cambiar la linea temporal en la que transitamos necesitamos hacer cosas distintas, atrevernos a innovar en nuestra vida. Estos cambios, aunque pequeños, pueden ser claves para el cambio que buscamos si llevan la determinación suficiente para cambiarlo. De esta manera cambiamos nuestra línea temporal y nuestros posibles futuros. Por lo que para cambiar tu futuro, solo necesitas reconducir tus acciones, emociones y pensamientos que tienes en tu presente, y por consiguiente las decisiones que estas tomando en tu presente.

Y tu, ¿te atreves a cambiar?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies