En este post de hoy quiero refrescar los famosos 4 acuerdos del Dr. Miguel Ruiz. Muchos de vosotros seguros que ya los conocéis pero últimamente, estos me están viniendo permanentemente como un recordatoria. En las sesiones de Registros Akáshicos trabajamos desde estos 4 Acuerdos.

“El lenguaje lo permite todo. Es algo espantoso en lo que no solemos reparar: se puede decir de todo, nada nos ahoga, nada corta nuestra respiración cuando decimos algo monstruoso. El lenguaje es infinitamente servil y no tiene —a eso se debe el misterio— límites éticos.” . George Steiner

Es muy importante que nos demos cuenta que el lenguaje nunca, absolutamente NUNCA es inocente. A todos nos ha pasado alguna vez, decir algo a alguien y hemos sido muy hirientes.

Siguiendo con la sabiduría tolteca de Dr. Miguel Ruíz, abordamos los 4 Acuerdos.

           Acuerdo 1: Sé impecable con tus palabras

“Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, No lo digas.” Proverbio árabe

  1. El lenguaje nunca es inocente. Todo tiene un significado, y podemos con las palabras crear o destruir.
  2. El lenguaje Crea Realidad. La describimos a través del lenguaje. Si paramos atención veremos en las palabras del otro su propia realidad.
  3. Mide bien tus palabras. Piensa en el impacto que puedes crear en el otro/a.

Muchas veces es mejor callar, aprender a sentirnos cómodos en el el silencio. Romperlo, solo vale la pena si con ello aportamos valor a la conversación, a la persona. ¿Cuántas veces hemos abierto la boca y al segundo nos hemos arrepentido?. Pensad, menos es más.

Acuerdo 2: No te tomes nada personalmente ( y yo añado: “no te tomes tan en serio. No eres tan importante”).

“Ahora basta de mí, vamos a hablar un poco de vosotros. ¿Qué pensais de mí?” . Bette Midler

  1. Mostramos egocentrismo.¿Eres tan importante?.
  2. Las palabras que utilizamos, en el fondo, nos describen a nosotros mismos, por lo tanto, nada tienen que ver con el receptor.
  3. Dejar de considerar que el mundo gira a nuestro alrededor. Nosotros seguramente no le importemos al otro/a.
  4. Cuando todo es considerado como algo personal se vive pensando en que todo es un ataque. (Seguramente los otros tienen cosas mejores que hacer que atacarte).

Bajo la yugo del Ego, es muy complicado cumplir con este acuerdo. Pero si hacéis la prueba, veréis que os quitáis un gran peso de encima, y vuestras relaciones se enriquecen porque ese desgaste energético de tomarnos las cosas personalmente está minimizado. No lo podemos eliminar, pero si, hacer más pequeño.

Acuerdo 3: No hagas suposiciones

Está es muy interesante. En las sesiones de Akáshicos, muchas veces las personas quieren saber sobre otros, y me toca reconducir la sesión hacía el ellos mismos y qué pueden cambiar o hacer por ellos mismos.

  1. Jamas podremos ponernos al 100% en la piel de otro. “No soy omnipotente”.
  2. Muchos conflictos y malentendidos provienen de las suposiciones. Entramos en escalada de algo que ni siquiera es real.
  3. Es mejor preguntar directamente y salir de dudas.
  4. Las solemos hacer en relación a cómo se siente el otro.
  5. Hacer suposiciones en el fondo nos gusta. Tiene un componente de reto, el tratar de averiguar lo que le pasa al otro. Es así, no lo podemos evitar.

En este punto, me acuerdo del caso de una compañera de curso que siempre interpretaba que los demás con querían hablar con ella porque estaban con los brazos cruzados o encogidos. Y recuero matizarle su comentario: “imagínate que me ha venido a la menstruación, y me duelen los ovarios. Tu me estás hablando y yo estoy encogida en la silla. Tu interpretas que no me interesa lo que dices,  cuando yo te estoy escuchando y si estoy así es por un dolor físico que nada tiene que ver contigo. Si no me interesa hablar contigo, me levanto y me voy”.  Aquí le planté dos acuerdos: No hacer suposiciones, y el tomarnos las cosas personalmente. Ella sintió cierto alivio y su respuesta fue: “nunca lo pensé así”.

Roset – Akashicos -lectura- emociones

Acuerdo 4: Haz siempre lo Máximo que puedas. Actúa de manera impecable

Relacionado con la impecabilidad.

  1. Impecabilidad en las palabras y en el hacer.
  2. Trata de hacer siempre “lo necesario” para lograr tu objetivo.
  3. Revisa tus valores y que tus acciones no entren en conflicto con ellos. Ante la duda, mejor no hacer.
  4. Ley Causa- Efecto. Todas nuestras acciones tienen un efecto, un resultado. Tenlo presente.

Conclusiones

Es muy interesante recordar estas cuestiones porque pueden servir para volver a orientar tu brújula.

Si necesitas orientar tu brújula, en los procesos de akáshicos con coaching, justamente trato de ayudar a las personas a:

  • Ver desde una perspectiva más amplia para que puedan encontrar un mayor número posible de alternativas a esa situación
  • Dotarlas de herramientas; y
  • Complementando con la sanación akáshica, lo que trato es aligerarle la carga negativa de esa persona para que pueda afrontar la situación con mayor optimismo y voluntad.

Si necesitas ver reorientarte, contacta conmigo. Una sesión de coaching con akáshicos puede ayudarte a ponerles luz.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies